Por: Dionicio Llamas Belmares

En las últimas semanas hemos visto a diversas personalidades de la vida artística del país, los cuales en su momento dieron su apoyo al Presidente López Obrador, ahora cuestionar, en el aspecto de los “recortes a la cultura”, las acciones del Presidente y quitarle de manera pública su apoyo.

Las palabras de estos artistas al controvertir las acciones en cultura del nuevo gobierno, hasta el punto de llamar “estúpida” a su esperanza al creer que las cosas cambiarían, de la noche a la mañana, son por un lado, reduccionistas, debido a que juzgar a un gobierno solo por su actuación en la gestión de la cultura, es injusto, además, como nunca se había visto, este gobierno se ha mostrado dispuesto a corregir los errores que se pueden cometer dentro en la administración pública, como en el caso de la radiodifusión pública.

Por el otro lado, después de treinta años de políticas públicas que no solo despreciaron a la cultura, sino que a la mayoría de los mexicanos, y después de esto esperar resultados en lo inmediato, dejando atrás las circunstancias en que se recibió al país, y por ende, juzgar al gobierno por solo sus primeros seis meses, es por demás injusto, si no se comparten las formas o los procedimientos, que es válido, si deberían aquellos que han retirado su “apoyo”, es dar el beneficio de la duda a este gobierno.

No debe pasar por desapercibido que durante los gobiernos neoliberales nuestro país sufrió por una política económica que solamente privilegio a una minoría y dejo en el desamparo a millones de mexicanos, además, en ese lapso, dicha minoría se dedicó a parasitar las instituciones y envilecerlas al grado de que, en cada secretaria, en cada órgano del estado, había un saqueo institucionalizado de los recursos públicos.

Derivado de esa situación es que el gobierno, desde el primer minuto, ha emprendido una lucha en contra de la corrupción, al desmantelar, por ejemplo, el robo de combustible, es decir, la corrupción ha sido uno de los mayores lastres del desarrollo nacional, y pensar que, en las instituciones encargadas de fomentar la cultura están exentas de esta realidad es una postura inocente.

También hemos visto durante la etapa de los gobiernos neoliberales que, a pesar de verdaderos recortes en el presupuesto, lo que se ha invertido en la cultura no ha rendido sus frutos, ni en el cine, ni en las artes plásticas, la música, la lectura, etc., Es decir que el dinero público, que es de todos y todas, gastado durante estos últimos años no se ha visto reflejado en una mejora de la calidad de vida de los mexicanos, porque hay que decirlo, la cultura puede mejorar mucho las condiciones de la sociedad.

Asimismo, estoy de acuerdo con quienes señalan que sin cultura no se puede rescatar al país del abandono y del atraso, dicho de otra manera, el avance en el desarrollo económico sin cultura, en realidad no es avance, pero los artistas que han criticado al Presidente y su gobierno, hablan como si la situación de la cultura en los últimos años hubiera sido idílica o hubiera estado en el camino correcto.

Pareciera que a estos artistas se les olvida que la cultura quedó reducida a lo que fuera una pauta televisiva, tanto la educación como la cultura fueron productos hechos a la medida, desde Televisa, para el anterior régimen, desde las pantallas de televisión se reprodujeron estereotipos, intolerancia y discriminación, dejando de lado al Estado en su rol principal de promotor e impulsor de la cultura y la educación.

No pretendo que los artistas que han estado inconformes dejen de criticar al gobierno y al Presidente, es un derecho el cual pueden ejercer, lo cual es sano en cualquier democracia, pero es necesario reflexionar sobre la situación actual de la cultura de nuestro país, y si ellos le quitan su “apoyo” por que a si juicio, se ha cometido alguna equivocación, creo que es por demás injusto, porque no se han tomado en cuenta otros aciertos del gobierno, si por lo menos no apoyamos, debemos de dar el beneficio de la duda, porque si hay algo cierto, es que por primera vez en décadas tenemos un gobierno que esta del lado de la gente y no de las elites, eso en este país, es mucho mérito.

Twitter: @nichollamas